¿Cómo cuidar un gato siberiano?

El gato siberiano es una raza con una larga historia. Sin duda, se caracteriza por una cierta dignidad, así como por su inteligencia. Los gatos siberianos son grandes compañeros, por lo que muchas personas eligen esta raza como miembro de su familia. Si estás pensando en un gato siberiano como una nueva mascota y quieres aprender algo nuevo, lee la información básica al respecto en este artículo.

Gato siberiano: información básica

Cuando se habla de gatos siberianos, cabe mencionar su origen. Básicamente, su historia se remonta al siglo XVII, aunque algunas fuentes mencionan que esta raza se conocía seis siglos antes. Proceden de Siberia, y gracias al denso pelaje son resistentes a las bajas temperaturas. Inicialmente, la raza era conocida principalmente en el territorio de la antigua Unión Soviética, pero en la década de 1980 comenzó a ganar popularidad a tal punto que en 1992 el gato siberiano se convirtió en la raza oficial de la World Cat Federation.

Su rasgo característico es un pelaje exuberante y suave; vale la pena agregar que este gato secreta pequeñas cantidades de proteína fel d1 presente en la saliva, por lo que, en este caso, el hermoso pelaje no afecta las dolencias alérgicas del dueño.

Hagamos hincapié en que estos son animales con una disposición agradable: son adecuados para hogares donde ya hay otra mascota, así como para niños pequeños. Además, son muy sabios y aprenden muy rápido.

El gato siberiano tiene un instinto de caza muy desarrollado, por lo que debes proporcionarle una gran dosis de ejercicio, por ejemplo, jugando con una caña de pescar. Le encanta trepar, por lo que la casa debe tener postes o repisas desde donde pueda observar a los miembros de la casa. Después de sus juegos, puede calmarse al lado del dueño.

La raza se desarrolló naturalmente en las duras y cambiantes condiciones climáticas, por lo que generalmente es saludable con una esperanza de vida promedio de 15 años. Para un gato, sus dimensiones son bastante grandes, incluso, los machos adultos pueden llegar a pesar hasta 10 kilogramos.

Alimentando al gato siberiano

A la hora de hablar de los cuidados de un gato siberiano, debemos empezar por las cuestiones nutricionales. Por supuesto, lo primordial aquí debe ser la carne, que debe tenerse en cuenta al elegir los alimentos.

Como regla general, los gatos deben comer principalmente alimentos húmedos con la mejor composición posible ya que esto permite, entre otras cosas, reponer la escasez de agua. También vale la pena considerar la dieta BARF, es decir, preparar carne cruda tú mismo. Esta es una buena solución, pero requiere que el propietario dedique un poco más de tiempo a componer la dieta para que el gato no tenga deficiencias de vitaminas importantes.

También debemos recordar que nuestra mascota debe tener acceso constante al agua, por lo que resulta muy importante dejar de darle leche: la lactosa puede ser dañina para los gatos y también es una fuente de calorías innecesarias.

Cuidados del gato siberiano

¿Qué más necesitamos recordar? Por supuesto, varios tipos de tratamientos de cuidado son importantes, como el cepillado, que es necesario debido al pelo largo y hermoso de la mascota. Se recomiendan especialmente los furminadores, ya que peinan los enredos y eliminan la capa interna sin dolor.

Curiosamente, a los gatos siberianos les gusta el agua, por lo que no debería haber problema en bañarlos, si es necesario. Sin embargo, cuando queremos refrescar a nuestro gato, es bueno utilizar un champú en seco dedicado a los gatos. Debido a su exuberante pelaje semilargo, la raza es propensa a la formación de pilobezoares en el tracto digestivo, es decir, glóbulos de pelo que se acumulan durante el baño diario del gato.

Profilácticamente, se recomienda utilizar cintas desbarbadoras a base de malta, pero también se puede sembrar hierba fresca en maceta. No debemos tampoco subestimar la limpieza de los dientes, que es para prevenir la acumulación de sarro. No olvidemos los controles regulares con un veterinario. Los problemas más comunes incluyen hipertrofia del músculo cardíaco o problemas renales.

¿Sueñas con tener un gato siberiano como mascota? Recuerda que un animal también es un deber, por lo que antes de que decidas comprar una raza específica, definitivamente deberías familiarizarte con ella.

Si quieres conocer mas sobre mascotas te invitamos a leer nuestro artículo ¿Cómo bañar a un gato? PRIMERA GUÍA DE BAÑO

Deja un comentario